Chain Zanox

Chain Reaction Cycles

Super Ofertas Decathlon

Deseos_300x250

miércoles, 20 de julio de 2011

Pais de chorizos, locos y retrasados

Acabo de disfrutar de un par de semanitas de vacaciones. Justo cuando empezaba las vacaciones volvían a poner los límites de velocidad a 120 y encuentro en el tema una serie de incongruencias que no acabo de visualizar.

En este país parece que vamos sobrados de pasta (pero faltos de tiempo), estamos que lo tiramos por la ventana. El señor ministro no ha salido a la calle para ver la realidad (o no quiere verla), pues en su discurso aseguraba que la vuelta a la normalidad de los limites de velocidad era debido a la reducción de precio del barril de petróleo. Pero sinceramente, no se donde esta la reducción, pues a nosotros nos siguen tomando el pelo cada día los señores de Repsol.



Me fui de vacaciones el día 5 de este mes. El precio del litro de 95 sin plomo ese mismo día en Barcelona era de 1,32€. Por el camino llené a 1,31€. Al llegar a Galicia reposte a 1,34€ el litro. Menudo baile de precios en el mismo día…. A los dos días volví a llenar el deposito, esta vez a 1,31. El día siguiente por sorpresa estaba de nuevo a 1,34 y a los dos días a 1,37€, precio que se mantuvo hasta el día que volví a casa. Al llegar a Barcelona me encuentro que el precio aquí se mantiene a 1,37€ el litro, tal cual estaba en Galicia.



De todo esto solo saco la conclusión de que las petroleras se están forrando a nuestra costa. El gobierno nos trata como a niños, los cuales distrae de la realidad con caramelitos. Que nos quejamos de la velocidad (aunque la mortalidad en carretera se haya reducido muchísimo), pues volvemos a poner la velocidad como antes con tal de que no te quejes de lo que de verdad importa. Porque en España solo hay inútiles, borregos y fiesteros. Solo nos quejamos de verdad si nos prohíben fumar en los bares y sitios públicos (para que los no fumadores no estén tragando el maldito humo, niños incluidos), si nos hacen ir más despacio (para que no nos matemos ) o si nos prohíben el botellón (para que los hígados de la juventud no explote) y un largo etc….

Varias veces durantes estos meses atrás he escuchado que es muy difícil mantener una velocidad de crucero de 110Km/h por autopista y que requiere un alto nivel de concentración. Y yo pienso: Pero que somos subnormales o que? Hasta mi perro puede mantener ese nivel de concentración. Decir que prefieris ir a 160km/h y acabamos antes, en vez de decir jilipolleces como trolebuses. Y a los que no van a 110km/h por miedo a que de tanta concentración al volante se les fria el cerebro, deciros que esta semana pasada he echo 2200km a 110km de velocidad de crucero y todavía estoy vivo. Animaros que es muy fácil.


He pensado que una buena solución para la crisis en este país sería poner el límite de velocidad a 500km/h en carretera. No se trataría de quitar el límite ya que estableciendo una cifra parece un tema mas serío. Os explico. De ese modo, los locos de la velocidad que no aprecian ni su vida ni la de los demás, se pagarían de tortas en las carreteras y con suerte dejarían libres sus empleos para que los ocuparan otros (los que aprecian su vida), además de que generarían un nuevo departamento de limpieza llamado RCTCAA (Recogida de Chatarra y Trozos de Cadáveres en las Autopistas y Autovías). Una solución idílica siempre y cuando los locos al volante murieran solos estrellados contra lo que fuera, y no contra una pobre familia que se va de vacaciones.



El cartel de la campaña de trafico sería esta:



Porque vivimos en el único país donde una persona coje el coche borracho (y si no lo coje es por miedo a la multa no por poder perder la vida), se estrella a mas velocidad de la permitida llevándose por delante otro coche y matando a sus ocupantes y al salir del hospital le aplauden en lugar de abuchearle (o darle una paliza y dejarlo frito).



En fin, que mas da si hay millones de familias que no pueden pagar su casa, millones de personas sin trabajo, miles de empresas que van a la quiebra o considerables reducciones en los presupuestos de enseñanza y sanidad, lo que de verdad importa es poder ir de nuevo a 120km/h por la autopista….



Ahora ya voy más tranquilo por la carretera.



Un saludo y hasta la próxima.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy contigo.