Chain Zanox

Chain Reaction Cycles

Super Ofertas Decathlon

Deseos_300x250

jueves, 26 de junio de 2008

"B"erbena de San Juan


Como cada año, el pasado día 23 por la noche celebramos la Verbena de San Juan. Dicen que es la noche mas corta, no es real, pero se dice eso ya que la gente suele salir de marcha y no se acuesta hasta las tantas. Realmente el día mas largo del año fue hace unas semanas.
Nuestro grupete de calamares pasamos la noche en la playa, en la localidad de Gavá, muy cerca de Barcelona capital. Fue una velada muy tranquila, divertida y como siempre, con riesgo de perder un brazo por culpa de los malditos petardos.


Nunca me han gustado los petardos, ni me gustarán nunca. Recuerdo que hace unos años hice un intento de petardear junto a mis amigotes, de ser tan felices con ellos viendo como explota mi dinero en el suelo (a cual manera mas cutre de explotar), me compré unos petardos de esos que se encendían rascando en la caja, como las cerillas. El asunto fue, que al intentar encender el primero, me salto un cacho del petardo y me quemo un poco en la palma de la mano. No fue nada, pero tiré la caja de ipsofacto y no he vuelto a comprar jamás nada, ni cebolletas, ni bengalas ni nada de nada. El dinero en la cartera no quema y en forma de petardos te puede dejar lisiao de por vida.
Los petardos son peligrosos, y el que me diga lo contrario no me lo creo. Me parece de tontos estar tirando petardos al suelo y viendo como petan. Pum, pim ppPUUUUMMMMM ahí, en medio del parque, vacío, si poder tirarselos a nadie. Lo divertido del asunto es reventar tochos, tirarlos en los cubos de basura, a los coches, desde el balcón a la gente que pasa por debajo, etc etc... pero es una diversión muy delictiva, con lo cual por mi parte, queda descartada. Las bengalas y demás menesteres inofensivos, me parecen de tontos. Es como darle a un mono un tirachinas y quedarse durante horas viendo como juega con la goma. Para ver un palo que echa chispas prefiero comprarme una bolsa de pipas.

Lo peor del asunto, es que los cuatro capullos de siempre, te tiran los petardos tan cerca que en muchas ocasiones o te quedas sordo perdido o te salta un trozo de algo. Entonces ya tienes la bronca liada y salvese Maria.
Luego están los que le compran a su hijo, el que se mea en los pantalones y no sabe sumar 4+4, pero ya es mayor para tener una bolsa de 200€ de petardos con unos rompetochos que parecen bombas nucleares y unas fuentes de colorines homosexuales que llegan inclusive a quemar las alas a los aviones.


Así pues, este año nos hemos librado de la hoguera, y he aprendido que Berbena es con V en la primera xD (soy de números).




Nos veremos el año que viene señores del fuego.

NOTA: Me he tumbado en la cama justo despues de crear esta entrada, y me estaba imaginando al mono jugando con la goma del tirachinas jajajajaj me he puesto a reír. Es la leche, me ha encantado, pobrecico, se daba con la goma en los morros XD.
Hagamos como si no estuviera lo del mono y lo hubiese comparado con un campeonato de 24 horas de fútbol. Eso si que es aburrido...

4 comentarios:

@rol dijo...

Y "v"erenjena con b. Lo mío son las "g" y "j".

Estoy contigo referente a los petardos. Más bien, contra la gente q tira petardos sin tener en cuenta si a los demás les gusta o no. Hombre, si uno va a celebrar San Juan a la playa lo más seguro es q la gente tire petardos, así q como has sido tú quien ha decido ir no toca más remedio q aguantarse, pero cuando uno está tomando algo en un terraza y llegan los niñatos y los repectivos padres tirando petardos al lado de uno, en ese momento sí q me entran ganas de tirar un petardo metido en su culo.
El respeto ya no existe, la gente no conoce ni la palabra ni su significado.

¡Te has dormido!

Obocaman dijo...

NO, dormido yo?¿?¿?

¡¡¡¡¡jamás!!!!!!



Si yo voy a la playa me atengo a las consecuencias de que escucharé petardos. Pero una cosa es escucharlos y otra muy diferente que te los tiren al lado de la oreja con el riesgo que ello conlleva.

Al que tira petardos sin mirar si hay alguien donde los tira, le deseo una explosión anal de lo mas preciosa.

Mi viaje de Chihiro dijo...

Tengo que añadir, la rabia que da ver a los padres orgullosos de que sus "criaturas" tiren cargas de dinamita como para rebentar Montjuic, "mira mi Carlitos..se ha apuntado medio brazo..pero es taaaaan valiente tirando petardos gordos.."
Joder, he visto niños este año que no levantaban tres palmos del suelo y tiraban lo que en mi época se denominaban "barrenos". Yo a su edad disfrutaba con 4 bengalas, una cajita de cebolletas y en el mejor de los casos una fuente de esas tan chulas de color que siempre encendia mi padre...por aquello de mantener intactos mis miembros, no fuera el caso que de mayor no me quisieran sin brazos.

Lo dicho, que lo que podría ser una fiesta super estupenda se convierte en un simulacro de huida y una búsqueda de un sitio ideal donde ningún padre inconsciente tire petardos con sus hijos y te estén dando la murga toda la noche. También hay que acordarse de las pobres mascotas que se pasan la noche escondidas por el ruido y ya de paso el agosto que hacen los veterinarios vendiendo pastillas tranquilizantes...todo en esta vida es cuestión de dinero..que asco ¿no?

Saludos!!!

Obocaman dijo...

NO todas las mascotas huyen. Yo tuve un perro hace unos años, mezcla de pastor alemán y mastín español, que si te veía encender un petardo se lanzaba como hacía el para comerselo. La noche de San Juan se la pasaba corriendo por el patio de la casa ladrando de rabía por el molesto ruido de los petardos.

Salvo ese perro, el que tengo ahora huye y se esconde en casa junto con mi primo, que en San Juan se me te dentro pone la tele alta y no puede ni hablar de petardos. Lo que tiene mi primo es una fobia a los petardos del tamaño de un buque transatlantico.