Chain Zanox

Chain Reaction Cycles

Super Ofertas Decathlon

Deseos_300x250

viernes, 25 de abril de 2008

Decir o no decir... He aquí la cuestión.


Todos, un día u otro, nos hemos encontrado ante la situación que os voy a exponer, estoy segurísimo. Tan seguro que de no ser así metería el pene en una guillotina (en una guillotina gigante, de las pensadas para amputar al Gigante Verde, al amigo del hombre de la carretilla de los espárragos).


Un día como el de hoy, tras subir en el metro junto a sudorosos, rezagados y jubilados entre otros, se sube frente a ti un tío aparentemente normal. Padre de familia cuando menos, o un chico “guay” súper bien vestido, al cual revisas de arriba a abajo para ver que atuendo lleva y que tal combina la camisa, la corbata y los pantalones (si lleva rayas horizontales con pantalones a cuadros y corbata de corazones, ese es de los míos, con un gran sentido de la moda, lo que llamarían en la high school, un tipo con clase).

Todo correcto. Pantalón de pana, camisa bien metida por dentro con un cinturón maravilloso, un bolso cruzado de esos que están tanto de moda y unas chapitas colgando con dibujitos de no a la guerra, bien peinado y raya intensa cruzando su oscura melena. Pero de repente, ALARM ALARM!!!

-Alerta!!! Lleva la bragueta abierta!!!! Mambo negro a Tango 3, necesitamos refuerzos, llamar a los S.W.A.T.

Y entonces es cuando se desata el dilema moral y piensas en si decírselo o no. Tu yo interior te dice que se lo digas, pero tu sensatez te advierte de que hay gente muy extraña en la faz de la tierra y eso es un punto bastante negativo cuando le estas mirando el paquete a un tío.

Si a mi me pasara me gustaría que me lo dijeran, mas que nada para no ir haciendo el gamba durante todo el trayecto, ya que si vas todo guapetón y ves que te esta mirando una imponente y exuberante dama, lo ultimo que piensas en un momento en el que llevas el ego rozando el satélite de la Nasa Kasparov IIIX, es que llevas la bragueta abierta y por ella asoma un cacho de tela que bien se podría dudar de si es la camiseta o es que te asoman los maravillosos calzoncillos de topos.

Pero ojo, que antes comentaba lo del dilema moral, ya que si el tío que esta sentado enfrente tuyo a la altura de tu protuberante paquete, se percata de tal situación, que es lo que piensas?

1- La opción uno sería algo como:

Ohh!!! Este tío me a salvado de una mañana bochornosa, es un semidiós de la bondad. Ya quedan pocas personas así.


2- Y la segunda opción, y bastante a tener en cuenta, sería:

Y este tío, porque leches me esta mirando el paquete? Será un pervertido? Le pego un puñetazo por listo? Me abra visto los corazones de los calzoncillos? …. Que tío mas cochino!!!!


Tal y como he dicho, en un mundo de depravados y mal pensados, la segunda opción es la mas probable, y para no encontrarnos con una mala respuesta nos mordemos la lengua, le decimos al de al lado que el tío de enfrente lleva la bragueta abierta y nos reímos juntos del pobre desgraciado que seguramente con las prisas se ha olvidado de subirse la cremallera.

Así son las cosas en este triste mundo… Cada cual mira por su culo (y por su bragueta).


Saludos y acordaros de mirar vuestra bragueta porque puede ser vuestro peor día. Peor que el de Enjuto Mojamuto.


*Refrito espacial.