Chain Zanox

Chain Reaction Cycles

Super Ofertas Decathlon

Deseos_300x250

lunes, 1 de septiembre de 2014

Tarde de reflexiones

Las cosas que tiene el destino.

Acabas con una relación de muchos años, y pese a la falta de esa necesidad de encontrar a alguien de nuevo que te acompañe en el emocionante viaje que es la vida, de repente se cruza alguien interesante que no puedes dejar pasar de largo. Quieres mirar a otro lado, porque da miedo y tienes mil y una dudas que pasan por tu cabeza, pero al mismo tiempo no puedes dejar de mirar.

No quieres líos, no quieres saber nada de mujeres, no tienes que dar explicaciones a nadie ni necesitas ayuda de ningún tipo mas la que te pueda ofrecer tu familia y amigos. Eres feliz por fin tras pasar unos meses de mierda en los que te preguntaste porque pasan estas cosas, que pudiste hacer mal e intentas buscar un motivo lógico a la ruptura para no tener que enfadarte con nadie mas que contigo. Finalmente encuentras tus respuestas y sientes paz, pero sigues sin querer a una mujer cerca a menos de 1 kilómetro y medio a la redonda.

Con todo y eso, pese a no querer nada del mundo, una sonrisa se cruza en tu camino. Quieres saber mas sobre esa sonrisa y todo lo que descubres te gusta y te invita a querer mas. Cosas tan sencillas como pequeños gestos, la manera de expresar las ideas o algo tan sencillo que te llama la atención como unos pequeños pies desnudos sobre una silla.

Así, desde aquí y sin enrollarme mas, quiero animaros a todos a que hagáis lo que os de la puta gana y que dejéis de pensar, que por culpa de pensar se cometen los mayores errores de la vida. Mas vale arrepentirse de haber echo algo, que de preguntarse que habría pasado si....


Un saludo y hasta la próxima.



2 comentarios:

Esther Calvo dijo...

Pues vaya, di que no hay mal que por bien no venga, pero es una lástima cuando acaba una relación y no tienes muy claro el por qué. En fin, que sea para bien.

Disfruta de la vida y lo que te vaya a deparar. Un abrazote :)

Obocaman dijo...

Con el tiempo analizas desde otra perspectiva y llegas a comprender el porque facilmente, lo malo es que en el momento cuesta lo suyo.

Pero no hay mal que por bien no venga, y como dicen, la vida son dos dias y uno llueve.

Un abrazo Esther.