Chain Zanox

Chain Reaction Cycles

Super Ofertas Decathlon

Deseos_300x250

martes, 9 de septiembre de 2014

De Running Trail hasta Sant Segimon

Ayer mismo cambiamos las botas de treking por las bambas de running para hacer una espada rápida por Viladrau y cambiar las vistas un poco a nuestros entrenos especiales.

Para el que le pueda interesar la ruta, unos kilómetros antes de llegar al pueblo veréis a mano izquierda un restaurante llamado La Solana y justo enfrente, al lado derecho de la calzada un parking bastante grande. Ahí es donde hay que aparcar para ir en busca de l' Erola y Sant Segimon.

Hacer click para ampliar el mapa con la localizacion

Una vez con el coche aparcado, es tan sencillo como seguir el camino que al justo al lado del parking todo recto y sin perdida. Si os fijáis antes de salir miráis a las montañas, podréis ver Sant Segimon a lo lejos sobre una de las montañas del fondo. Pueda parecer que esta lejos, pero solo hay 7 kilómetros hasta la misma puerta del Santuario.


Una vez en marcha llegaremos por pista lisa y fácil hasta la ermita de l'Erola. Hay un total de 4k, hasta allí. Sabremos que vamos bien encaminados si vamos siempre al lado de vallas electrificadas para ganado. En los desvíos siempre seguiremos recto, salvo en uno que hay a mano izquierda justo cuando llegamos a una casa de Pagès, pero no hay perdida ya que esta debidamente señalizado. Y tranquilos, que los perros no muerden.


En este punto del camino vale la pena que os paréis para hacer una pausa/descanso y chafardear la edificación. Tenéis justo detrás un prado precioso de hierba verde y cortita en el que podréis retozar y comer tranquilamente un bocadillo con la familia, ya que hasta este punto es una ruta accesible para cualquiera.

 Oscar y yo en la puerta de l'Erola

A partir de aquí hay un sendero que sale justo detrás (desde donde esta tomada la foto de un poco mas arriba, la que salimos nosotros no, la anterior) desde el que ascenderemos durante 3km por la parte mas técnica del camino. Esta parte ya es ligeramente mas vertical que la anterior, que era un camino de rositas, aunque cualquiera con un mínimo de salud y dos piernas podría hacer. A nosotros nos guiaron dos jovenes montañeras de pelo en pecho, ya que como no habíamos ido nunca hasta el Santuario no conocíamos bien el camino, pero a los que leéis esto (si es que lo lee alguien), ya os guio yo.


El sendero no tiene perdida, tan simple como subir y subir hasta que paséis justo por debajo de Sant Segimon, donde el sendero va a empalmar con una pista ancha que va hasta la misma entrada. Nosotros no pudimos acceder, ya que estaba en obras, pero si tenéis mas suerte podréis visitar el santuario y ver que tal son las vistas desde allí arriba.



Para acabar no hay mas que volver sobre nuestros pasos hasta el aparcamiento, y si se tercia, antes de subiros al coche, cruzar la carretera para comer en el restaurante La Solana que esta justo al lado y donde se come de maravilla en la pequeña terraza que tienen al sol.


Fotos de la jornada

Datos técnicos de la ruta y mapa.

Saludos y hasta otra